Resolución Imagen Digital

Las imágenes digitales han invadido nuestra vida cotidiana. Las cámaras fotográficas digitales han desplazado definitivamente a las analógicas. Hoy cualquier fotógrafo, aún el aficionado, al elegir una cámara fotográfica, debe decidir sobre la cantidad de megapíxeles que debe tener. Se está enfrentando así al problema de la resolución de las imágenes digitales; hasta hace poco este tema era preocupación exclusiva de los profesionales del diseño y la impresión.

Si esto es así para cualquier persona que desee tener una cámara fotográfica; para los profesionales que trabajan con imágenes (diseñadores y fotógrafos profesionales) el problema adquiere una importancia decisiva. A continuación vamos a estudiar las características básicas de las imágenes de píxeles. Debemos conocer en detalle el significado de expresiones como resolución de una imagen digital, conocer su profundidad de color o qué formato de archivo es el adecuado para los diferentes usos de esa imagen.

Resolución

La palabra resolución está relacionada con varios fenómenos diferentes. Puede referirse tanto a una fotografía digital, como a una cámara, un escáner o una impresora. Para definir con precisión el concepto de resolución vamos a enfocarnos en los tipos de resolución que interesan a nuestra materia.

Resolución de cámara

Las cámaras se “miden” en megapíxeles. Este dato está determinado por el sensor de la cámara, por la cantidad de celdas fotosensibles que posee. Si tenemos, por ejemplo, una cámara de seis megapíxeles, tiene un sensor de, aproximadamente, seis millones de celdas fotosensibles. Las fotos que saque tendrán igual cantidad de píxeles, por ejemplo y aproximadamente, unos 3.000 píxeles en el ancho y 2.000 píxeles en el alto.

3.000 px X 2.000 px = 6.000.000 px = 6 megapíxeles

A mayor cantidad de megapíxeles de la cámara, mayor calidad tendrá la foto y más posibilidades de ampliación.

A esta forma de definir la resolución la llamamos “de cámara”.

Resolución de impresora

Cuando queremos publicar una fotografía tenemos generalmente dos posibilidades: una impresora o un monitor de computadora. Una imagen puede ser publicada en forma impresa, en una página web o en un programa multimedia.

Las impresoras y los monitores de computadora son dispositivos “de salida” de las imágenes digitales. Cada uno de estos dispositivos tiene una exigencia propia de resolución. Esta resolución de dispositivo de salida o “de impresora” se mide en cantidad de píxeles por unidad de medida (habitualmente píxeles por pulgada o ppp).

En monitores de computadora, por ejemplo, esta resolución es de 72 ppp. En el caso de las impresoras el valor de la resolución requerida varía según el tipo.

Esta medida tiene una gran importancia: si no se respeta y se imprime a una resolución menor (o lo que es lo mismo, a un tamaño más grande), la imagen se verá “pixelada”: sus píxeles serán visibles y la calidad resultante será mala.

La resolución necesaria de las imágenes digitales depende del tipo de publicación o impresión que se usará: si serán mostradas en monitores de computadora –sitios web, programas o presentaciones multimedia–, impresas en impresoras de chorro de tinta, en papel fotográfico o en una imprenta industrial de sistema offset. A cada una de estas formas de publicación le corresponde una determinada resolución.

En la tabla siguiente se señalan los valores de resolución necesarios para cada caso.

Resolución necesaria para cada sistema de publicación

Tipo de publicación

Formato

Resolución

Multimedia y Web (Resolución de monitor)

Fotos JPG / Gráficos GIF

72 ppp

Impresoras hogareñas (Chorro de tinta)

TIF, PSD, JPG

150 a 200 ppp

Impresión en papel fotográfico

TIF, PSD, JPG

200 a 300 ppp

Impresión sobre trama (Impresoras láser, offset o impresión industrial)

TIF, EPS, PSD

De 1,5 a 2 veces la cantidad de píxeles por pulgada que la lineatura de trama de impresión.

Tramas usuales:
Periódico: 70/85 lpi = Resol. 150 ppp
Revista color: 133/150 lpi = Resol. 300 ppp
Libro de arte: 175 lpi = Resol. 350 ppp

Pero esta tabla sólo es un genérico. Para poder trabajar con la resolución adecuada necesitamos saber primero qué tipo de original de imagen estamos trabajando: Línea o Tramada. Cada tipo de imagen tiene una fórmula diferente:

Resolución necesaria para imprimir un original de imagen Línea:
 
RE = RDS x Fr

RE = Resolución de Entrada (es la resolución que necesita nuestra imagen para poderse imprimir correcctamente)

RDS = Resolución del Dispositivo de Salida (es la resolución que tiene en este caso la impresora, Filmadora o CTP por la que vamos a imprimir nuestra imagen)

Fr = Factor de reproducción (corresponde a la escala a la que vamos a reproducir nuestra imagen. El Factor de reproducción corresponde a la escala dividida por 100. Por ejemplo, si nuestra imagen tiene una escala de 150%, el Factor de reproducción será 1,5. Si fuera 80% el Fr será 0,8)

Un ejemplo: Si vamos a imprimir una imagen línea en una impresora cuya resolución sea 600ppp. y la imagen tenga aplicada una escala del 70%, la Resolución de Entrada para esta imagen será RE = 600ppp x 0,7. RE = 420ppp.

Resolución necesaria para imprimir un original de imagen Tramada:
 
RE = lin x Fc x Fr

RE = Resolución de Entrada (es la resolución que necesita nuestra imagen para poderse imprimir correcctamente)

lin = Lineatura de la trama utilizada para imprimir

Fc = Factor de calidad. Sirve para crear el punto de trama a partir de los píxeles de la imagen.

Fr = Factor de reproducción (corresponde a la escala a la que vamos a reproducir nuestra imagen. El Factor de reproducción corresponde a la escala dividida por 100. Por ejemplo, si nuestra imagen tiene una escala de 150%, el Factor de reproducción será 1,5. Si fuera 80% el Fr será 0,8)

Un ejemplo: Si vamos a imprimir una imagen Tramada con una lineatura de trama de 100 lpp, con un Factor de calidad 2 y la imagen tiene aplicada una escala del 70%, la Resolución de Entrada para esta imagen será RE = 100lpp x 2 x 0,7. RE = 140ppp.

Cómo controlar la resolución correcta desde Indesign

Desde Indesign debemos controlar que la resolución sea la correcta. Puede pasar que la imagen en Photoshop tenga la resolución correcta, pero cuando la aplicamos en Indesign, la hagamos más grande o más pequeña, es decir manipulemos su escala. Si esto pasa la resolución de nuestra imagen se verá afectada por el Factor de reproducción. Los pasos a seguir para comprobar la resolución adecuada de una imagen en Indesign son los siguientes:

  1. Seleccionar la imagen ya colocada en Indesign con su escala final e ir a la paleta vínculos.
  2. En vínculos me aparecerá la información de la imagen. Veremos que, si la imagen tiene la escala modificada, nos aparecen dos resoluciones: Resolución real y Resolución efectiva. La que cuenta es la efectiva, la Resolución real es la que tiene aplicada en Photoshop sin tener en cuenta la variación de escala.
  3. Haremos la fórmula de la resolución dependiendo del tipo de imagen de que se trate, o la RE para líneas o la RE para tramadas pero con el Fr = 1, indepencientemente de la escala que haya aplicado en Indesign. Por ejemplo si vamos a imprimir una imagen Tramada con una lineatura de trama de 100 lpp, con un Factor de calidad 2, la Resolución de Entrada para esta imagen será RE = 100lpp x 2 x 1. RE = 200ppp.
  4. Entonces miramos la resolución efectiva en Indesign, si corresponde a 200ppp. Es correcta y no continuamos con el siguiente paso.
  5. Si la Resolución efectiva en Indesign no coincide con la que nos pide la fórmula, tenemos que aplicar en la fórmula el Factor de reproducción correspondiente a la escala que hemos aplicado a la imagen: RE = 100lpp x 2 x 0,7. RE = 140ppp.
  6. Con este dato haremos boton derecho sobre la imagen de Indesign y escogeremos editar con … y seleccionaremos Photoshop.
  7. En Photoshop iremos a Imagen / Medida de imagen cambiaremos la resolución por la que me ha dado la fórmula del paso 5. Para que sea efectiva debemos tener clickado “remuestrear”. Para un remuestreo efectivo consultad los modos de remuestreo explicados más abajo.
  8. Guardar la imagen y volver a Indesign, se habrá actualizado la imagen y comprobaremos que la resolución coincida con la que nos dió la fórmula con Fr = 1.

Resolución con tramas estocásticas

En las tramas aleatorias, los puntos de trama suelen tener el menor tamaño posible, por lo que el punto de trama (cada uno de los puntos que forman la trama) y el punto de impresión (cada punto mínimo que es capaz de imprimir un aparato de impresión) suelen coincidir.

la distribución estocástica de los puntos de trama no es realmente aleatoria, sino que se realiza aplicando algoritmos de distribución que simulan la distribución al azar. Cuanto mejor es el conjunto de algoritmos aplicados, mejor es la trama resultante.

La aplicación de las tramas estocásticas es bastante reciente, sobre todo en lo que se refiere a impresión comercial. Las impresoras de inyección de tinta, cuyo bajo precio las ha hecho extremadamente populares, también suelen usar tramados estocásticos.

Estas tramas, por su propia naturaleza, no tienen forma del punto ni ángulo de trama ni lineatura. En su caso simplemente hay que hablar de “resolución”, que suele coincidir con la resolución real (es decir: máxima en puntos de impresión) del dispositivo. Así, una filmadora con 2.400 ppp estocásticos tiene realmente esa resolución de trama. Eso es así salvo que se quiera usar más de un punto de impresión por cada punto de trama (2.400 ppp dividido entre 2, en este caso serían: 1.200 ppp).

Si tienes una impresora de inyección con seis tintas distintas (CcMmYK) y 2.880 × 1.440 ppp, según el fabricante, debes de estar frotándote las manos, calculando la resolución enorme que le puedes sacar a tu aparato. Me temo que no es exactamente así. De hecho esas máquinas, aunque proporcionan resultados excelentes, suelen tener una resolución muy distinta de los 2.880 ppp que parece indicar el fabricante.

Eso es así, porque cuando se dice, por ejemplo, 2.880 ppp de resolución, lo que se está haciendo es dar la resolución sumada de los seis colores al máximo de valor en su desplazamiento máximo (6 × 480 = 2.880), y no la resolución individual de cada color en su desplazamiento mínimo (240 × 6 = 1440), que es lo que debería darse.

En esas impresoras hay dos pares de colores que se excluyen (Cian claro interviene donde no interviene Cian y Magenta claro, donde no interviene el magenta). Para más inri, los 240 ppp son sólo en el caso de que los colores que intervienen sean masas de color al 100%, única posibilidad en la que habría el máximo de puntos, bajando al 50% de color, obviamente la resolución se reduce un 50% aproximadamente (depende exactamente de los algoritmos de tramado de cada dispositivo).

Imágenes en Photoshop:
la ventana del documento

Al abrir una imagen en Photoshop ésta se presenta en una ventana en forma completa. La barra de título de la misma informa el porcentaje de reducción con que ha sufrido la imagen. Si es de alta resolución, la imagen se presentará reducida (el porcentaje será bastante menor a 100%). Si la imagen es de baja resolución el porcentaje de ampliación será 100% o poco menor.

Como ya vimos, las imágenes fotográficas digitales están formadas por píxeles. Los monitores de computadora también se valen de píxeles para mostrar las imágenes. En Photoshop el porcentaje que muestra la barra de título de la ventana del documento surge de la comparación entre los píxeles de la imagen y los del monitor: se tiene una visualización del 100% cuando los píxeles de la imagen digital coinciden uno a uno con los píxeles del monitor.

Esta manera de ver una imagen digital se llama de píxeles reales y es una manera de tener una versión exacta de imagen, que muestra la calidad, el foco y la máxima cantidad de detalles que ella tiene. En cualquier otro porcentaje de visualización el programa tiene que adecuar los píxeles reales de la foto a los píxeles del monitor y la fotografía probablemente se mostrará con algún tipo de aberración. Por ejemplo, si vemos a resoluciones bastante superiores a 100%, los píxeles comenzarán a ser visibles. La calidad también baja para resoluciones menores de 100%.

Resoluciones óptimas
de monitores e impresoras

Toda impresora o sistema de presentación de imágenes tiene una resolución óptima en donde imprime con la mayor calidad posible. Decimos que esta resolución es óptima porque si usamos una imagen con una resolución menor la calidad será también menor. Si en cambio usamos una imagen con una resolución mayor la calidad no mejorará, es más, en algunas impresoras puede bajar.

Los monitores de computadora son un buen ejemplo de lo dicho. Cuando abrimos una imagen en Photoshop, ésta se presentan con la mayor calidad cuando el porcentaje de ampliación es del 100%, lo que es lo mismo decir que la resolución óptima de un monitor es su propia resolución, su propia cantidad de píxeles por pulgada. Esta resolución solía ser de 72 píxeles por pulgada o ppp. Actualmente los monitores tienen iferentes densidad de píxeles.

En la tabla siguiente se presentan los valores de resolución de los sistemas de impresión más usuales. Estos valores son indicativos. A la hora de imprimir en una impresora determinada deberemos averiguar su resolución óptima y poner nuestras imágenes esa cantidad de píxeles por pulgada.

Los valores de la resolución para una impresión en offset, que es el sistema que se imprime en papel en forma industrial, dependerá de la calidad de esta impresión. La resolución necesaria para imprimir en un periódico es menor que la necesaria en una revista o folleto de calidad.

Resolución necesaria para cada sistema de publicación

Sistema de publicación

Resolución

Multimedia y Web (Resolución de monitor)

72 ppp

Impresoras hogareñas (Chorro de tinta)

150 / 200 ppp

Impresión en papel fotográfico

200 / 300 ppp

Impresión offset de calidad

300 ppp

Photoshop:
Ventana Tamaño de la imagen

Ya hemos comentado que no es conveniente imprimir una imagen a un tamaño mayor al adecuado. ¿Cómo saber cuál es el tamaño máximo de impresión de un determinado archivo de imagen? Este tamaño depende de dos valores:

1. La cantidad total de píxeles de la imagen a imprimir y
2. La resolución o cantidad de píxeles por pulgada que requiere el sistema de impresión elegido.

La relación entre estos dos valores definirá el tamaño de impresión y la ventana Tamaño de la imagen, de Photoshop, nos permite conocer el tamaño de impresión y acondicionarla para mandarla a imprimir. Además, desde aquí se pueden realizar todas las tareas relacionadas con modificar el tamaño de la imagen, cambiarla de resolución, etc.

La ventana que estamos estudiando se despliega desde el menú Imagen > Tamaño de la imagen y se muestra en la figura 8. En esta ventana se distinguen tres áreas bien diferenciadas:

1. Dimensiones en píxeles, que muestra las medidas en píxeles de la imagen, que habíamos llamado Resolución de cámara o decaptura.
2. Tamaño del documento, que muestra las dimensiones que tendrá la imagen cuando sea impresa, la que llamamos Resolución de impresora.
3. Área de opciones de configuración de la ventana.

a. Peso de la imagen medido en megabytes (Mb).
b. Dimensiones en píxeles. Cantidad de píxeles que tiene su fotograma tanto en ancho como en alto.
c. Encadenado de los dos valores. Si modificamos uno cambia proporcionalmente el otro. Esta correlación se puede deshabilitar desde la opción 3c. En este caso la imagen se deformará.
d. Tamaño del documento. Muestra las dimensiones de la imagen al ser impresa.
e. Encadenado de los valores. Si se cambia uno cambian los valores relacionados. Esta correlación se controla desde las opciones 3c y 3e.
f. Método de remuestreo o de creación de píxeles nuevos.

Cambio de tamaño de una imagen:
remuestrear o no remuestrear

Hay dos maneras de usar la ventana Tamaño de la imagen, es decir, hay dos maneras de cambiar las dimensiones de una imagen:Remuestreando sin remuestrear los píxeles de la imagen. La opción donde se elige el modo de trabajo está en la parte inferior de la ventana. Veamos los conceptos.

1. Modificar el tamaño sin cambiar la resolución o viceversa. De este modo se cambia la cantidad total de píxeles (y el peso de la imagen).
2. Modificar el tamaño y la resolución de la imagen de modo tal que la cantidad total de píxeles (y el peso de la imagen)permanezca sin cambios.

Ambas formas de trabajo dependen de la opción Remuestrar la imagen.

• Si esta opción está elegida, vemos que, en Tamaño del documento, los valores del ancho y alto de la imagen están “encadenados”, pero el valor Resolución, está libre. Si realizamos algún cambio en las medidas o en la resolución, los valores en el apartadoDimensiones en píxeles varían: la imagen tendrá una mayor o menor cantidad de píxeles, estamos eliminando o creando píxeles. No hay limitación cuando se trata de reducir de tamaño una foto, ya que no se pierde calidad. En cambio si aumentamos el tamaño, Photoshop creará píxeles nuevos a partir de una interpolación de los existentes, y la calidad de la imagen será menor. Cambiar la cantidad total de píxeles (y por consiguiente el peso de la imagen) se conoce con el nombre de remuestrear, “resamplear” ointerpolar (ver figura 9).

• Si la opción Remuestrar está sin elegir, veremos que se encadenan los tres valores del apartado Tamaño del documento. Esto significa que si variamos uno de ellos, automáticamente cambiarán los demás, mientras que se mantendrá sin cambios la cantidad total de píxeles y el peso de la imagen. En estas condiciones, cualquier cambio que hagamos en la ventana Tamaño de la imagen no se modificará la cantidad de datos de la imagen; no habrá pérdida ni creación de píxeles. Esta forma de uso de la ventana es la adecuada cuando necesitamos analizar a qué tamaño imprimirá una imagen dada: si ingresamos la resolución requerida por el sistema de salida, inmediatamente obtendremos su tamaño óptimo de impresión.

Con la opción Restringir proporciones seleccionada se encadenan los valores de ancho y alto de la imagen: la imagen podrá cambiar de tamaño sin que se alteren las proporciones. Es lo correcto cuando trabajamos con fotografías y no deseamos deformarlas. Cuando no es elegida esta opción, desaparece el encadenamiento entre las medidas de ancho y alto: la imagen podrá ser deformada en sentido horizontal o vertical.

Métodos de remuestreo

Para remuestrear las imágenes Photoshop utiliza varios métodos de interpolación, es decir, puede usar métodos matemáticos diferentes para asignar el color a los píxeles creados en función de los píxeles existentes. Cada uno de estos métodos sirven para propósitos y situaciones diferentes. El método a usar se elige en el cuadro de diálogo Tamaño de imagen. Los métodos para crear píxeles nuevos y su aplicación son:

Por aproximación

Un método rápido y muy poco preciso que consiste en que, al crear píxeles nuevos, el color que se les asigna es el mismo de los píxeles adyacentes, sin realizar ningún tipo de interpolación ni cálculo. Este método es recomendado para ilustraciones con bordes que no están suavizados (gráficos y ventanas de programas de computadora).

Bilineal

Este método crea píxeles calculando un promedio de los valores de color de los píxeles adyacentes. Produce resultados de calidad media.

Bicúbica

Este método es más preciso aunque más lento, ya que realiza cálculos más complejos usando los valores de los píxeles adyacentes. Produce graduaciones tonales más suaves que las opciones anteriores.

Bicúbica más suavizada

Un método diseñado para cuando se van a ampliar la imagen. Está basado en la interpolación bicúbica pero produce resultados más suaves.

Bicúbica más enfocada

Un método pensado cuando se va a reducir el tamaño de una imagen. Basado en la Interpolación bicúbica, con el agregado que mejora el enfoque. Las imágenes al reducirse por remuestreo o interpolación quedan algo desenfocadas. Este método mantiene el detalle de una imagen remuestreada.

Tamaños de impresión y calidad

Las impresiones que usan tramas son aquéllas que, para obtener variaciones continuas de tonos, utilizan tramas ordenadas de puntos. Ejemplos: todas las impresoras de sistema offset (el sistema industrial que utilizan imprentas de papel) y las impresoras láser. La figura 10 muestra (ampliada) una “roseta” del sistema de impresión industrial offset. Se ven los cuatro colores de cuatricromía (cian, magenta, amarillo y negro), cada uno dispuesto en una trama ordenada de puntos, con diferentes inclinaciones.

10.gifFIGURA 10:
Roseta de un impreso en sistema offset.
Los tonos continuos se obtienen con una trama ordenada de puntos de cuatro tintas.
 

La cantidad de líneas por pulgada de estas tramas define la calidad de la impresión:

Diarios e impresos en papel periódico

75 / 85 líneas por pulgada

Calidad baja

Revistas de calidad media

133 – 150 líneas por pulgada

Calidad media

Libros de arte

175 – 200 líneas por pulgada

Calidad alta

A la derecha del cuadro de diálogo Tamaño de la imagen vemos un botón Auto que nos despliega otro cuadro de diálogo tituladoResolución automática. Permite calcular en forma automática la resolución que necesita una imagen para ser impresa en un determinado sistema de impresión basado en tramas.

En Trama de impresión tenemos que ingresar la cantidad de líneas por pulgada del sistema en el que se imprimirá la imagen. Una vez ingresado el valor de este parámetro, elegimos la Calidad. Las opciones son: BocetoBuena La mejor. En cada uno de los casos el programa realizará los siguientes cálculos:

• Boceto: Establecerá la resolución fija de 72 ppi.
 Buena: Establecerá la resolución multiplicando la lineatura de impresión por 1.5.
• La mejor: Establecerá la resolución en el doble de la lineatura de impresión.

Tamaño de lienzo

Esta ventana, que se despliega del menú Imagen, nos permite modificar las dimensiones del área de trabajo, llamada Lienzo, en analogía con la tela que se usa para pintar cuadros. Este cuadro de diálogo se muestra en la figura 11.

• En el apartado Tamaño actual se informa el peso de la imagen y las medidas de ancho y alto, en píxeles.
• En Tamaño nuevo ingresaremos el tamaño al que queremos llevar la imagen. Allí se nos informará cuál será el nuevo peso de la imagen.
• En el esquema denominado Ancla se elige la forma en la que será agrandada la superficie, para qué costados se ampliará.

Si quisiéramos reducir el tamaño del lienzo se presentará una ventana de alerta que nos informa que perderemos parte de la imagen. Para reducir el área de trabajo nos conviene usar la herramienta Recortar, que veremos a continuación.

Cuando usamos Tamaño del lienzo para reducir el tamaño de la imagen, el comportamiento de las capas y del fondo es diferente:

• La capa Fondo pierde los píxeles que quedan por fuera del lienzo o área visible de la imagen.
• En las capas de píxeles, estas áreas quedarán ocultas.

Herramienta Recortar

A veces es necesario reencuadrar o recortar una foto para eliminar áreas superfluas y concentrarnos en el motivo central. Para ello contamos con una herramienta muy práctica. Para comprenderla hay que usar conceptos vistos en los puntos anteriores.

La herramienta Recorte está disponible en el panel de herramientas y tiene el ícono de un “marginador”, herramienta usada en el copiado manual de fotografías, en el sistema clásico. Con ella se define el área útil de la imagen, dejando fuera la que queremos eliminar. Este rectángulo puede ser ajustado usando unos manejadores que se presentan en las esquinas y en las mitades de sus lados. También se puede girar el nuevo encuadre ubicando la herramienta por fuera del rectángulo.

Una vez definido el reencuadre se hace doble clic dentro del rectángulo o se presiona la tecla Intro. Si queremos cancelar la operación tenemos que presionar la tecla Escape (Esc). La Barra de opciones de esta herramienta merece ser analizada (ver figura 12).

La figura 12 muestra las dos barras de opciones de esta herramienta. La primera (a) se muestra cuando seleccionamos la herramienta y antes de definir el recorte, en donde podemos poner las medidas del mismo. La segunda (b) aparece luego de haber realizado el rectángulo de recorte sobre la imagen. Veamos las opciones de cada una:

1. Medida a la que se va a realizar el recorte. Puede estar expresada en píxeles o unidades de medida (centímetros, milímetros, pulgadas, etc.)

2. Resolución. Algunos o todos estos valores (AnchuraAltura Resolución) pueden quedar sin definir. Podremos, por ejemplo, hacer que la foto recortada tenga un ancho y una resolución definidas, pero que su altura quede determinada por el tamaño que le demos “a mano”.

3. El botón Dimensiones copia las medidas de la imagen de la ventana activa y las pone en las medidas de recorte. Esto permite usar las medidas de una foto para recortar otra y así tener dos imágenes de idéntico tamaño.

4. Borrar. Limpia los campos numéricos de las dimensiones y la resolución.

5 y 6. Eliminar y Ocultar. Cuando el documento contiene capas, tenemos la posibilidad de eliminar o solamente ocultar la superficie exterior del recorte, en las capas. En cualquiera de estas opciones, el área exterior al recorte del fondo se elimina.

7. Guías de recorte. Corresponde a las guías que aparecen dentro del área a recortar. Podemos elegir entre:
• Ninguna,
• Regla de los tercios. Es una ayuda para lograr una composición estéticamente agradable, de una distribución armónica de los elementos que componen la imagen.
• Cuadrícula.

8. Escudo. Permite personalizar el color que cubre la zona que va a eliminarse. Por defecto este color es negro con una opacidad del 75%. Facilita la visualización de la foto recortada.

9. Perspectiva. Permite hacer recorte y corregir perspectivas al mismo tiempo. Ver el video de esta sección.

10. Cancelar el recorte.

11. Aplicar el recorte.