Retoque publicitario. Photoshop

Los valores a aplicar son variables, dependiendo de la imagen a retocar. Los retoques se realizan en el modo de color original de la imagen, que normalmente es el RGB.

Retoque básico de color.

En primer lugar debemos comprobar el estado del píxel; para ello haremos un Control + alt +0, esto nos encaja el pixel de la imagen con el pixel de pantalla, es decir, vemos el pixel real, la vista está al 100%. A partir de la calidad de la imagen decidiremos si necesita un retoque a nivel de Pixel antes de pasar al retoque físico de la imagen.

Si el pixel está demasiado pronunciado, se marca mucho o está deteriorado por distintas compresiones, aplicaremos filtro >Ruido >Mediana, para limpiar la imagen, puesto que este filtro desenfoca la imagen de manera que difuminar los detalles. No es necesario aplicarlo abundantemente puesto que hay que intentar mantener la realidad de la imagen (Con uno o 2 px en general es suficiente).

Para poder ocultar el uso ese filtro, cambiaremos la imagen de modo RGB a modo LAB (imagen > modo de color > color LAB). Ocultaremos todos los canales excepto el de la luminosidad y aplicaremos filtros > enfocar >Máscara de enfoque; en el cuadro de diálogo tendremos tres características a modificar: 

  • Cantidad: en qué grado queremos aplicar la máscara(entre 50 y 150%).
  • Radio: cuantos píxeles actual entre sí(0,8-1 px, cuanto menos, más creíble).
  • Ubral (Contraste-sombras): Cuanto más lo apliquemos menos actuar a la máscara.

Una vez acabada la máscara de enfoque volvemos al modo RGB para continuar con el enfoque.

Es posible que tras haber utilizado la máscara de enfoque el umbral haya oscurecido la imagen. En este caso utilizaremos la opción imagen > ajustes > niveles / curvas para mejorar la luminosidad y los colores; en niveles podremos corregir cada color por separado con más facilidad: se recomienda utilizar la opción de visualizar para comprobar el efecto antes de corregir definitivamente. La manera no destructiva de retocar los niveles o las curvas es modificar directamente la imágenes mediante una capa de ajuste (Ver barra inferior de la paleta capas).

Limpieza a nivel de manchas impurezas.

A continuación, procederemos a la eliminación de arrugas, manchas, granos y poros; para ello utilizaremos el pincel corrector (tirita) que realiza un remuestreo de píxeles y por lo tanto, no sustituye, sino que combinar los píxeles de la zona a cambiar con los de la zona escogida como modelo.

Herramienta: consiste en escoger una zona limpia, apretar alt más clic e ir corrigiendo las zonas que podemos combinar con el color escogido.

Para cambiar las ojeras, utilizaremos el pincel parche (Situado en el mismo icono que la tirita); Este pincel también realiza un remuestreo de la zona, por lo que dará un efecto más real al cambio; a la hora de realizar este tipo de correcciones hay que tener cuidado con pelos y cejas, ya te pueden desaparecer por lo que perderíamos un poco de realidad en la imagen.

Herramienta: consiste seleccionar la zona que se quiere cambiar, nos colocamos encima de ésta y la arrastramos aquella zona que nos va servir de fuente.

Herramienta desenfocar/enfocar/ dedo.

Destaca zonas clave.

Para hacer al model más atractivo, procederemos a resaltar los ojos y el color de los dientes; para ello utilizaremos la herramienta subexponer (piruleta); para que la corrección no seas exagerada, en las opciones de herramienta(Parte superior) reduciremos a exposición a un 30% aproximadamente y utilizaremos el rango de iluminación ya que lo que se intenta es aclarar la zona blanca del ojo. Realizaremos la misma acción para los dientes pero en este caso el rango a utilizar será el de medios tonos, para conseguir un efecto real.

Para resaltar la mirada, aplicaremos el mismo pincel en el iris del ojo, de manera que contengan más brillo.

Zonas más oscuras: Es importante enfocar y destacar zonas definidas del rostro como las cejas, pestañas O pupila; para ello utilizaremos la herramienta sobrexponer, que oscurece a las zonas en las que se aplique..

Cambiar fondo 

Antes de seguir con el retoque eliminaremos el fondo de nuestra imagen para poder realizar la figura restante en el contexto necesario; para ello haremos doble clic en la capa de la imagen de manera que pase de fondo a capa cero, ahora podremos eliminar el fondo por completo de manera que quede transparente para ello extraeremos la figura mediante selección y perfeccionar borde. La salida de perfeccionar borde, mejor que sea Máscara, así podremos continuar retocando después.

Moldea tu cara.

A continuación modificaremos partes del rostro, para ello utilizaremos la opción filtro >licuar.

Herramienta reconstruir: con esta herramienta podremos recuperar en todo momento aquellas zonas corregidas.

Herramienta molinete: Realizar extorsiones en sentido horario.

Herramienta desinflar: en coger aquellas zonas que se quieren disimular.

Herramienta inflar: expandir aquellas zonas que se quieren resaltar.

En todas estas herramientas hay varias opciones a modificar dependiendo la intensidad que queramos aplicar:

Tamaño de pincel: cambiando esta opción podemos hacer el retoque se realice en una pequeña parte del rostro o en una mayor.

Densidad del pincel: para que el efecto se realice de manera sutil o de manera más consistente y dura.

Presión del pincel.

Rapidez del pincel: si queremos que cambie muy rápido o no.

Congelado de zonas: podemos con la mácaras congelar zonas de manera que estas no cambien.

Matiz igual 

para toda la piel

Duplicamos capa original, Apretamos control en el icono de la capa nueva, para seleccionar todo lo que hay en su interior.

Aplicamos el filtro >desenfocar >Desenfoque gassiano, se aplicará lo mínimo para que quede algo borrosa, pero suficientemente creíble; también podemos jugar con la opacidad para controlar más el desenfoque.

  • Por último, borraremos todas aquellas zonas que no se compongan de piel y también  los limites de la piel, en especial la nariz y los labios.

Maquillaje

 

Photoshop : los 14 retoques más fáciles que te van a dar mejor resultado para editar fotos

Hoy hablaremos de Photoshop y daremos unos consejos para hacer unos retoques básicos que pueden cambiar mucho a una fotografía. Lo primero que me gustaría decir es una opinión personal: el mejor retoque es el que “está ahí” pero no se nota. Con esto quiero decir que si te pasas con el retoque y éste se nota no has hecho bien el trabajo.

Lo que veremos ahora son herramientas sencillas para hacer retoques rápidos y que nos darán resultados aceptables. No creas que con estos retoques podrás conseguir un trabajo en una revista de moda porque necesitarás muchos más conocimientos y técnicas más elaboradas. Lo que leerás a continuación te permitirá cambiar tu foto para sacarle mayor partido en tiempo récord.

Una última aclaración importante: muchas de estas técnicas las podrás hacer de otra forma ya que Photoshop es un programa muy amplio y se puede hacer lo mismo por diferentes caminos…

1-Cambiar los ojos de color

Lo primero que vemos en una foto y más si es un primer plano son los ojos. Hay una gran cantidad de técnicas para cambiar el color de los ojos, a mí me gusta en particular una muy sencilla, que es hacer una capa nueva copiando la parte de los ojos de la foto original (solo los ojos, no toda la foto original para que el archivo no crezca enormemente). Esa capa la ponemos en modo TRAMA, y eso hará que toda esa capa sea mucho más clara que la capa de la foto original.

Como solo queremos aclarar el iris lo que haremos es crear una máscara negra que cubra toda la capa y luego con un pincel en color blanco la hacemos “aparecer” sólo en el iris. Mucho cuidado de no pasarse, que si no el o la modelo terminarán pareciendo un póster de los X-Men. Esta técnica me agrada en particular porque no me gusta ponerle ojos azules a alguien con ojos marrones y esto sólo “aclara” el ojo y lo hace más llamativo sin cambiar su color. De forma profesional, esto se hace con el Dodge and Burn, pero esto necesitaría otro artículo completo para explicarlo.

01 Selecciono El Area De Los
02 Con Esa Seleccion Creo Una Nueva Capa Cmd J O Ctrl J
03 Cambio El Modo De Fusion De La Capa A
04 Creo Una Mascara Negra Sobre Esa Capa
05 Pinto De Blanco Donde Quiero Ver Aparecer El Efecto Esto Es En El Iris
06 Asi Queda La Mascara
07 Final

2-Adiós a los ojos rojos

En muchas ocasiones te encontrarás con la persona recién levantada y eso se nota en los ojos… Se notan su “venas” y se notan muy rojos. Aquí tendrás que hacer dos trabajos: si las venas están muy marcadas tendrás que hacerlas desaparecer con el pincel corrector (más sobre el mismo más adelante, en “granos”).

Y si están muy rojos, tendrás que crear una capa de ajuste de saturación y quitarle al “Rojo” toda la saturación. Luego invertir la máscara y sólo dejarla en blanco en la parte “blanca” del ojo, lo que hará que éste deje de estar rojo y pase a estar más blanco.

01 Creo Una Capa De Tono Y Saturacion Y Trabajare Solo Los Rojos
02 Bajo La Saturacion De Los Rojos Pero Me Afecta A Toda La Imagen
03 Asi Que Invierto La Capa Y Solamente Pinto De Blanco Sobre La Misma La Zona Blanca Del Ojo Que Es La Que Quiero Desaturar
04 Final

3-Blanqueamiento dental

El “blanqueamiento” dental no es exclusividad de las clínicas dentales. Los retocadores también “blanqueamos” muchas veces ya que algunas personas tienen dientes que pueden tirar hacia el amarillo si son fumadoras o bebedoras de café.

La solución es exactamente la misma técnica utilizada para el punto 2 para los ojos, pero aplicándola a los dientes. El color que debemos desaturar es el amarillo en vez del rojo. Cuidado y no te pases, porque puede que si blanqueas de forma exagerada “canten” más que los dientes del burro de Shrek.

4-Esos malditos granos…

“¿Me puedes quitar este grano?”. Vamos, una de las preguntas más frecuentes cuando le haces una foto a una persona… Sí, quitar granos es fácil. Lo que no es tan llevadero es hacerlo a 150 fotos, pero si te lo pide en una pues tampoco es mucho trabajo. La “magia” la hace el pincel corrector.

Su función es sencilla: tú le dices qué zona de piel está limpia y no tiene granos, se la aplicas al mismísimo grano, y Photoshop hará el resto. Y si tiene la cara llena de granos, pues te llevará un poco más de trabajo pero no es excesivo.

Esta herramienta hay que utilizarla bastante para acostumbrarte a su forma de trabajo. Puede que si escoges mal el sitio donde sacar la “piel correcta” no quede muy bien el retoque, o puede que se note por otros motivos. Así que la mejor manera de aprender a utilizarla es prueba y error. En retoque profesional es uno de los primeros pasos a realizar. “Limpiar” el cutis.

01 Lo Primero Es Identificar Las Areas Que Corregiremos
02 Vamos A La Herramienta De Pincel Corrector
03 Utilizamos El Pincel Corrector En Una Nueva Capa Para Trabajar De Forma No Destructiva Recuerda En Las Opciones Del Pincel Corrector Utilizar La Opcion Capa Actual E Inferior

5-Ese pelo incómodo

Técnicas para el pelo hay muchas. Pero concentrémonos en quitar simplemente algún “pelo” que se nos ha colado en la cara. Para ello tendrás que ir con cuidado y con un pincel muy pequeño corrigiendo el pelo con la misma herramienta que los granos: el pincel corrector.

Consejo: no intentes hacer un pelo largo de una sola vez, lo mejor es ir poco a poco y en segmentos pequeños, ya que así puedes ir corrigiendo si el resultado no te termina de agradar.

6-Pestañas

Métodos para crear pestañas hay innumerables. Desde “pegar” pestañas que ya vienen creadas y que simplemente hay que ajustarlas al ojo que tengamos en pantalla, utilizar pinceles con forma de pestañas, utilizar la pluma para esta tarea… Pero os voy a decir el método que yo utilizo y que me va muy bien. Mi padre era también fotógrafo, pero de fotografía “química”. Cuando terminaba una foto y la encuadraba, cogía el lápiz y le daba los últimos “toques”. Retocaba labios, ojos y pestañas… ¡con lapices! Os aseguro que si lo hacéis bien y tenéis un poco de arte, no es nada complicado.

Este método requiere una tableta digitalizadora, ya que has de utilizar el lápiz como tal (el ratón crea siempre el mismo trazo, mientras que la tableta es sensible y permite que comiences con un trazo grueso y termines con un trazo más fino, igual que un lápiz). Lo primero es crear una capa nueva encima de nuestra foto y sobre esa capa “dibujar” las pestañas. Lo mejor que puedes hacer es coger el mismo color que el de una pestaña “existente” ya que no es negro al 100%. Y a partir de ahí… dibujar. ¿Te ha quedado mal? Pues la borras y vuelves a empezar.

Como sugerencia: siempre hazlo en una capa nueva así trabajas de forma “no destructiva”, o sea, sin modificar la capa original (la capa Fondo). Practica y verás que es un método fácil y sencillo.

7-La arruga es bella

Este es el retoque que si se lo haces a una chica te ganarás que te denuncie en el Facebook, te elimine del Whatsapp o hasta pague a un hacker para que te arruine la vida (y la verdad, te lo merecerás). Se utiliza muchas veces para remarcar, acentuar los rasgos de una persona y este efecto da mucho carácter. Se utiliza mucho en gente mayor de edad y muchas veces se combina con otras técnicas y fotografía en blanco y negro para generar aún más impacto.

Como todo en Photoshop, se puede hacer de diferentes maneras. Veamos una obvia y sencilla: duplica la capa de la foto, luego quítale la saturación, contrástala utilizando las curvas y por último pásale un filtro de paso alto. La cantidad de píxeles a utilizar depende de la resolución de la imagen y tus gustos personales. Por último, a esa capa ponla en el modo de fusión Multiplicar. Si te has pasado con el retoque, pues bájale la opacidad a la capa (vas bajando hasta que quede a tu gusto). Y ya lo tienes.

01 Copia La Capa Original Desaturala O Pasala A Blanco Y Negro Y Contrastala Con Curvas Luego Ves A Filtro Otro Paso Alto
02 Aqui Va A Gustos Personales La Cantidad De Pixeles Dependera De Ti Y De La Resolucion De La Imagen
03 Una Vez Que Tengas La Capa De Paso Alto Creada Cambiale El Modo De Fusion A Luz Suave
04 Dale Los Toques Finales
05 Final

8-Mejora las piernas

Este truco va para fotos de chicas de a pie… Es fácil, rápido y da el pego si se cumplen ciertas condiciones. La idea es la siguiente: hacer que una chica tenga las piernas más largas (a no pasarse que de lo contrario parecerá una jirafa de 2 metros). ¿Cómo se hace? Pues tomas una selección de la foto a partir de la cintura de la chica hasta abajo del todo de la foto y creas una nueva capa con ella. A esa capa la estiras hacia abajo… y voilá!

Requiere de algunas condiciones (como que cuando estires el resto de la foto siga quedando bien, tienes que prestar atención no solamente a las piernas sino a todo lo que hay alrededor, que no se deforme) pero funciona muchas veces y lo haces en menos de un minuto. Sucio, pero efectivo.

01 Selecciono Un Area De La Cintura Hacia Abajo
02 Con El Area Seleccionada Creo Una Nueva Capa Cmd J O Ctrl J Esa Capa Solo Tendra Las Piernas
03 Estiro Esa Capa Cmd T O Ctrl T Y Estirar Hacia Abajo
04 El Resultado Final Son Unas Piernas Mas Largas

 

9-“Suaviza” las bolsas de los ojos

Un retoque sutil es el de suavizar las bolsas. Eliminarlas en muchos casos hace que la persona parezca retocada, se “adivine” el retoque porque conocemos a la persona y sabemos que así no es como realmente se ve.

Otra vez, hay varias formas de hacer esto, pero en especial vamos a ver una. Consiste en coger de ejemplo un trozo de piel con los colores más luminosos y aplicarle ese color a las zonas oscuras de la bolsa.

01
02 Selector De Color
03 Color Aplicado
04 Invertir La Mascara
05 Final

Este método está bien porque si bien podemos utilizar el pincel corrector o la herramienta de parche, al hacer esto no solo sustituiriamos color sino también textura de la piel. La textura debajo de los ojos no es la misma que en la mejilla y este método deja esa textura sin tocar. Obviamente puedes combinar métodos y así tener un resultado aún mejor. Como siempre… no te pases…

10-Bronceando con Photoshop

Digamos que es verano y te quedas en casa y todos tus amigos se van a la playa. Y tu quieres lucir bronceado en tus redes sociales pero te da palo hasta subir a la azotea. Pues Photoshop es tu aliado para que aparentes tener un bronceado con el que Cristiano Ronaldo solo puede soñar.

Para ello hay varias técnicas pero vayamos a lo más sencillo: un bronceado no es más que agregar un cierto tono más oscuro a la piel. Si te fijas en las cremas que dan un “tono bronceado” no es más que un color marrón. El truco más fácil es hacer una buena selección que abarque toda la piel de la persona que quieres broncear (y solo la piel, ni ojos ni ropa ni nada más) y utilizarla como máscara de una capa de color uniforme. Esa capa la pones en “luz suave” y luego juegas un poco con la opacidad hasta que “dé el pego”.

01 Creo Una Capa De Color Uniforme Y Escojo El Color Que Deseo Para El Bronceado
02 Cambio El Modo De Fusion A Luz Suave
03 Invierto La Mascara De Capa Que Esta Blanca A Negro Cmd I O Ctrl I Y Luego Con Un Pincel Blanco Pinto Las Areas De La Modelo Que Quiero Broncear En La Mascara
04 Final

11-Luces y sombras

Una de las técnicas más utilizadas en fotografía es “dar un toque” de color a las luces y otro diferente a las sombras. Aquí variantes hay infinitas y el resultado final depende de tu exploración en las curvas y de tu gusto personal. Lo que se hace es crear una capa de curvas y no tocar la curva RGB que es la primera que se nos presenta.

Lo que haremos es ir color por color y jugando con la curva para dar más tonalidad de un color a las sombras y menos a las luces, por ejemplo. Los resultados no son naturales, pero sí que son chulos y es un poco la base de lo que hace Instagram.

01 La Foto Con Las Diferentes Curvas Aplicadas
02 La Curva De Rojos
03 La Curva De Verdes
04 La Curva De Azules
05 Final

12-Un efecto vintage

Las curvas son para el fotógrafo el corazón de Photoshop. Con ellas podemos hacer de todo. Entre muchas otras cosas, nos sirven también para hacer el efecto “mate” que consiste en bajar el contraste a una foto de forma que quede vintage, un poco “lavada”. Esto lo harás en un tiempo récord. Simplemente creas una nueva curva y mueves los puntos extremos. El izquierdo (que está abajo) hacia arriba y el derecho (que está arriba) hacia abajo.

Subir Y Bajar Los Marcadores De La Curva

13-Cómo agregar una textura

Últimamente hay infinidad de programas que lo que hacen es agregar una “textura” a la foto original. Una textura no es ni más ni menos, que otra foto superpuesta. Esa otra foto debe tener unas determinadas características para que el resultado sea bonito. Si buscáis “Photoshop textures” en Google podréis encontrar miles de ejemplos de esto. Cuando las utilizo sigo estos pasos: busco algo grunge, lo paso a blanco y negro y luego coloco la foto encima de la original. Trasteo con el modo de superposición de la capa probando opciones (casi siempre me quedo con luz suave) y bajo la opacidad de la capa donde se encuentra la textura.

En alguna ocasión creo una máscara de capa para que el efecto no se aprecie en toda la imagen sino solo en ciertas partes de la misma. A la hora de hacer esto es bueno tener en cuenta que la resolución de la imagen que coloques arriba ha de ser igual o superior a la de tu foto.

01 Busco Una Textura Que Me Agrade Y La Pego Como Una Capa Por Encima De La Foto Original
02 Cambio El Modo De Fusion De La Capa A Luz Suave
03 Convierto Esa Capa A Blanco Y Negro La Puedes Dejar En Color Esto Va A Gustos
04 Bajo La Opacidad De La Capa Al 35 Y Con Una Mascara Limpio Un Poco El Area De La Cara Que No Me Interesa Que Haya Tanta Textura
05 Final

14-Agrégale grano… fotográfico

A mí me gusta el grano… y se lo agrego a la mayoría de mis fotos. Lo hago utilizando un plugin (que imita el grano de películas fotográficas clásicas), pero en Photoshop también se puede hacer sin ningún programa externo. Creas una capa al 50% de gris en el modo de fusión luz suave y sobre ella aplicas el filtro de Añadir Ruido. ¿Cuánto? Pues depende de la foto y su resolución. Marcar también la opción de Gaussiano y monocromático.

Agregar ruido también tiene una ventaja: si la foto está hecha en estudio con un fondo plano que no esté iluminado de forma uniforme, por ejemplo con un spot central de luz y más oscuro hacia los bordes, en muchos dispositivos móviles ese “degradado” se verá muy mal. Se verán “bandas” que van desde lo más luminoso a lo más oscuro. Agregándole un poco de “ruido” esas bandas no serán tan obvias.

01 Creo Una Nueva Capa Alt Nueva Capa Trae Este Dialogo Si Escojo Luz Suave Como Modo De Fusion Me Permite Marcar La Casilla De Rellenar Al 50 De Gris
02 En Filtros Voy A Ruido Anadir Ruido
03 Agrego El Nivel De Ruido Que Quiera Aqui Esta Muy Exagerado Para Que Se Vea En El Ejemplo

Dodge and Burn, Separación de Frecuencias, Portraiture y más

Editar una foto a nivel profesional no es algo de 5 minutos. Se tarda horas en dejar una foto perfecta para una editorial. Obviamente, siempre se parte de una buena base (o sea, de una buena foto). A partir de ahí hay un par de técnicas que deberías conocer al dedillo pero que no son ni sencillas ni rápidas. Esas técnicas son el Dodge & Burn y la separación de frecuencias. Si quieres seguir el camino de los profesionales, aprende a utilizarlas… pero que sepas que se tarda mucho tiempo en dominarlas.

Se puede aprender mucho con Youtube, pero ten cuidado, que así como hay muy buenas técnicas también las hay muy malas. Si quieres ver algo muy profesional (aunque está en inglés) te recomendaría que empezaras viendo algún tutorial como éste de Krunoslav Stifter.

Luego vienen los plugins, que depende mucho de cómo los utilices para que el resultado sea bueno o muy malo. El más famoso y longevo es el Portraiture y lo que hace, llevado al extremo, es dejar a la persona con “piel de porcelana”, algo totalmente irreal. Hay muchos fotógrafos que utilizan el Portraiture por la simple razón de que les ahorra tiempo y bien utilizado puede hacer un buen trabajo. Algunos incluso lo utilizan entre las capas de la separación de frecuencias con buenos resultados. Últimamente también hay nuevas extensiones de Photoshop orientadas a profesionales que van muy bien como el Beauty Retouch de Retouching Academy.

Conclusiones

  • Retocar es un arte. Hacer un buen retoque a nivel profesional lleva mucho tiempo. Lo esencial, es que no se note que la foto está retocada, a no ser que quieras hacer algo artístico o un poco extremo.

  • Siempre has de partir de una buena foto, de una buena base. Si la foto es mala desde el principio, trabajarás mucho para adecentarla. Preocúpate en el momento de hacer la foto de que todo esté correcto: encuadre, exposición, etc. Te ahorrarás mucho trabajo luego.

  • Aprende de los mejores. Hay que educar el ojo. Haces muy mal si todo el día te la pasas viendo fotos en Facebook ya que tus amigos normalmente cuelgan fotos de gusto “cuestionable”. Ahora mucha gente se ha comprado cámaras réflex y suben fotos que no tienen nada, más allá de que la cámara y el objetivo es muy bueno, pero si te pones a mirar con detenimiento la misma foto la puede hacer cualquiera. No tiene nada en especial.